5 Ejercicios que puedes realizar durante un vuelo

Publicado en to Consejos May 10, 2018

blog_post_9

Aunque estés acostumbrado a viajar, pasar mucho tiempo sentado en un avión, puede llegar a afectar a tu salud, ya que tu circulación puede verse afectada y tus músculos pueden tensarse.

Esto se produce principalmente por dos motivos:

  • La retención de agua en tus piernas, la cual puede causar hinchazón en los pies
  • La inmovilidad prolongada, que es un factor de riesgo para la formación de coágulos sanguíneos y para la trombosis venosa profunda.

Es muy importante tomarse en serio la salud mientras viajas. Esto es algo que las aerolíneas cada vez tienen más en cuenta, y prueba de ello es que en las revistas de la mayoría de vuelos largos, puedes encontrar alguna sección dedicada a la salud durante el vuelo.

En Vuelify también estamos muy de acuerdo con cuidar la salud, por lo que en un artículo anterior te hablamos de varios ejercicios que puedes hacer en el aeropuerto antes del vuelo:


Además de esto, una vez dentro del avión, puedes hacer ejercicios más específicos para mejorar tu circulación sanguínea y disminuir los síntomas de inmovilidad. Te recomendamos que los hagas regularmente durante el vuelo y tan a menudo como lo estimes necesario. Además, piensa que estos ejercicios te ayudaran a disminuir el efecto del jet lag.

 

1. Ejercicios para el cuello y los hombros

Puedes aliviar la rigidez de tu cuello y hombros al hacer movimientos de cuello de izquierda a derecha en círculo, seguido de un estiramiento mientras lo inclinas de un lado a otro. Mejora la circulación de los hombros moviéndolos hacia adelante, arriba y atrás, haciendo un movimiento circular.

Finalmente, inclina la cabeza hacia adelante doblando el cuello. Coloca tus manos detrás del cuello para ejercer una ligera presión. Mantén la posición durante 30 segundos. Enderézate y coloca una mano sobre tu frente. Lleva la cabeza hacia adelante mientras intentas resistir el movimiento con tu mano. Mantén durante algunos segundos y suelta. Repite entre 10 y 20 veces.

2. Ejercicios para las rodillas

Estos objetivos tienen como objetivos el favorecer la circulación de sangre hacia el corazón, desde las piernas. Para ello, una vez sentado, levanta tu rodilla izquierda mientras contraes los músculos del muslo. Trata de mantenerla arriba durante unos segundos y luego bájala. A continuación, haz  un estiramiento apretando tu rodilla derecha con tus manos, y sostenla contra tu pecho.

Mantén esta posición durante 30 segundos y luego cambia de pierna. Puedes hacer 10 repeticiones con cada una.

3. Ejercicios para los tobillos

Seguramente los tobillos es la parte del cuerpo que más mueves, de forma involuntaria, durante el vuelo. Pero es importante hacerlo de forma que contribuya a la circulación. Estos ejercicios ayudarán a tu circulación sanguínea y evitarán la formación de coágulos. Para ello, levanta los pies y realiza círculos alternando los tobillos. Primero en sentido de las agujas del reloj, y luego en sentido contrario. Puedes hacer tandas de 15 o 20 segundos, y varias repeticiones.

Otro ejercicio que puedes hacer estando sentado, consiste en estirar las piernas colocando los dedos de los pies en el suelo, y elevar el talón tan alto como puedas, hasta que sientas que está estirando. Puedes mantener la posición durante varios segundos, y hacer unas 20 repeticiones.

4. Ejercicios para la espalda y los abdominales

La espalda, junto con el cuello, es una de las zonas que puede verse más afectada en los vuelos largos. Sobre todo si te quedas dormido en una mala posición. Por eso es muy importante estirar la espalda, de forma que se alivie la rigidez y presión que se produce cuando estás sentado mucho tiempo en la misma posición.

Para ello, prueba a bajar la mitad superior de tu cuerpo hasta que tu pecho toque tus muslos. Intenta mantener la posición durante varios segundos y vuelve a elevarte lentamente. Puedes repetir este ejercicio entre 20 y 30 veces.

Combina este movimiento con ejercicios abdominales, exhalando todo el aire de tus pulmones y luego, en vez de inhalar, introduce el estómago en el tórax y mantén la posición durante algunos segundos antes de relajar e inhalar. Repite entre 10 y 20 veces.

5. Caminar (y hacer estiramientos)

Este es el ejercicio más simple de todos, pero es muy efectivo. Además, te ayuda a distraerte durante el vuelo. De vez en cuando, levántate y camina por el pasillo. En la zona trasera suele haber más espacio, así que es un buen lugar para hacer estiramientos.

Tratando de no molestar a otros pasajeros, estira tu cuerpo y trata de tocar con las manos tu punta de los pies. Otra opción es elevar las rodillas mientras estás de pie, agarrándola durante unos 10 segundos. Puedes hacer varias repeticiones alternado las piernas.

Y ya que estás ahí, intenta beber algo para mejorar la hidratación.

Ejemplos en video

Si tienes alguna duda, o quieres ver una demostración, te recomendamos el siguiente video producido por la aerolínea australiana Qantas:

Conclusiones

El jet lag es, posiblemente, el peor efecto negativo de viajar, ya que dependiendo de cómo sea tu vuelo, llegaras de una forma u otra a tu destino (ya sea que viajes por placer o vacaciones). Es por esto que realizar estos simples ejercicios te podrán ayudar a que tu viaje sea más agradable.

Esperemos que te hayan sido prácticas estas recomendaciones.

¿Nos permites una más? ¡Busca un vuelo al primer destino que te venga a la cabeza!

Si necesitas ayuda para encontrarlo, te recomendamos que hagas uso de alguna de estas prácticas herramientas para encontrar vuelos baratos. Y si quieres saber cuándo es el mejor momento para comprar un vuelo para tus siguientes vacaciones de verano, puedes ver este artículo.

Una vez lo tengas, puedes enviarnos la petición para que te propongamos un plan, que se adapte a tus necesidades, para pagar tu vuelo a plazos.

Gracias por confiar en Vuelify. ¡Y que nada te impida viajar!

Compartir

Comentarios


Sin comentarios aún

Deja un comentario: