¿Cómo superar el miedo a volar?

Publicado en to Consejos May 30, 2018

blog_post_11

El turismo es una de las industrias que más está creciendo en los últimos años. Con una tasa de incremento del 7% en 2017, no hay duda de que el turismo a nivel mundial está viviendo su mejor momento. Y servicios como el de Vuelify, desde donde te ofrecemos la posibilidad de financiar tu vuelo, están haciendo que esta realidad sea cada día más factible.

Sin embargo, con este incremento, también se están multiplicando los casos de personas a los que les da miedo viajar. Esta condición es conocida como Aerofobia, y afecta a miles de personas. Prueba de ello son las búsquedas que recibe Google sobre términos relacionados con “miedo a volar”: más de 300.000 al mes.

Si eres una de esas personas, no te preocupes. Se trata de algo que se puede superar de varias formas. Por eso en este artículo de te vamos a dar 15 consejos y recomendaciones para antes, durante y después de tu vuelo. 


Pero lo primero que nos tenemos que plantear es:

¿Es seguro viajar en avión?

La respuesta es un sí rotundo. El avión es el medio de transporte más seguro que existe. En 2017 se produjo un accidente aéreo cada 7.36 millones de vuelos, por lo que las posibilidades de sufrir un accidente en avión son mucho menores que si viajas en bus, tren o coche.

Sin embargo, el miedo a volar es algo que está por encima de estos números, ya que puede verse producido por otros miedos relacionados en mayor o menor medida con el hecho de volar, como el miedo al despegue o aterrizaje, la claustrofobia (miedo a los espacios cerrados) o acrofobia (miedo irracional a las alturas.

Por eso, te sugerimos que prestes atención a estos consejos que posiblemente te ayuden a afrontar de la mejor manera posible tu próximo viaje.

Elige bien tu vuelo

Hay muchos tipos de vuelos, por lo que el efecto negativo o miedo que tengas puede variar mucho de unos a otros. Para superar tu miedo a volar te recomendamos:

1. Trata de empezar con vuelos cortos (hasta 3 horas). Tu cuerpo no reacciona de la misma manera con un vuelo corto que con un vuelo largo, sobre todo si este produce un cambio horario considerable.

2. Evita las escalas largas. Lo ideal sería que tu vuelo fuera directo, pero si no es posible, trata de recudir al máximo el tiempo de escala, pero respetando siempre el tiempo mínimo entre vuelos. Los aeropuertos, aunque tengas la suerte de visitar uno de los mejores del mundo, suelen ser lugares con mucha gente, donde se genera un mayor estrés que termine afectando a tu vuelo.  

3. Vuela en tu mejor hora. Trata de viajar en las horas que normalmente estés más tranquilo, ya sea por la mañana o la tarde. Pero te recomendamos evitar volar en vuelos nocturnos si por tu ritmo diario no estás acostumbrado a trasnochar.

4. Elige la aerolínea que más te convenga. Lo ideal sería que volaras con una de las mejores aerolíneas del mundo, pero si no es posible porque no operan hacia el destino al que viajas, o porque no hablas idiomas, trata de elegir una aerolínea con buena reputación, sobre todo en lo relacionado a la atención al cliente. Si tienes dudas sobre cuáles son buenas y cuáles no, puedes buscar las opiniones de otros usuario en Google, o en páginas como Truspilot.

Rutina en el día del vuelo

Las horas previas al vuelo son muy importantes, por lo que te recomendamos que tenas en cuenta lo siguiente:

5. Evita comidas pesadas el día antes del vuelo. También es conveniente dejar tu equipaje listo lo antes posible y tratar de dormir las horas a las que estés acostumbrado. Si llegas cansado al vuelo, cualquier incidente podría afectarte más de lo normal.

6. No tomes bebidas estimulantes el día del vuelo. Aunque estés acostumbrado a tomar café o té, evita tomarlos ese día. Te ayudará a tener los nervios bajo control.

7. Identifícate como un pasajero al que le cuesta volar. Cuando hagas check in, informa a la tripulación de tu situación. Aunque tú no lo estés, ellos están acostumbrados a este tipo de situaciones, por lo que seguramente podrán ayudarte dándote una atención especial, además de ubicarte en el asiento que mejor se adecue a tus necesidades. Si tienes miedo a volar, normalmente los mejores asientos son los delanteros, para estar más cerca de la tripulación; pasillo, para tener más movilidad; o los situados en las salidas de emergencia, donde tendrás más espacio.

8. Trata de estar tranquilo. Para ello, por ejemplo puedes realizar algunos ejercicios antes de subir al avión.

En el avión

Felicidades: ¡Lo has conseguido! Has superado la peor parte y ya estás sentado en tu avión. Ahora toca disfrutar del vuelo. Para ello:

9. Planifica tu entretenimiento. Ya sea que te guste leer, ver series o películas, ten varias opciones listas para hacer más ameno tu vuelo.

10. Calcula los riesgos. ¿Recuerdas el % de siniestros por vuelos que nombre al principio del artículo? Posiblemente no, y seguramente tampoco lo hagas durante el vuelo. Sin embargo, puedes pensar en el número de accidentes de coche que has visto en el último año, y compararlos con los del avión. Al ser muchos menos, es posible que llegues a la conclusión de que apenas hay accidentes aéreos y te sientas más tranquilo.

11. Trata de relajar tu cuerpo. Para estar más tranquilo, y para reducir los posibles efectos del jet lag, puedes realizar alguno de estos ejercicios.

12. Evita la comida pesada. Si eres los que se duermen con facilidad, quizás sea buena idea que tomes comida sin fibra, ya que la comida copiosa suele tener digestiones más pesadas, y en caso de dormirte, puede que te provoquen pesadillas más fácilmente.

13. Puedes recurrir a pastillas para viajar en avión, si nada de lo anterior te sirve. Algunos ejemplos son la dormidina o melatonina. Aunque recomendamos usarlas con precaución, y a ser posible, cuando vueles con una persona de confianza.

Y si todo esto no funciona…

No significa que no puedas volar. Solo que quizás tengas que probar otros métodos o indagar más en las causas:

14. Investiga más sobre el tema o haz un curso. Cuanta más información busques sobre el asunto, encontrarás más alternativas para superar el miedo a volar. Otra opción es realizar algún curso online sobre el tema, como el que puedes encontrar en la web Volando sin Miedo.

15. Busca ayuda profesional. La aerofobia es un término amplio que engloba varios motivos, que afectan a varios niveles; ya que no es lo mismo que tengas miedo de estar dentro de un avión durante unas horas, a que no seas capaz ni de pensar en subirte en él. Por eso puede ser una buena idea el que visites a un especialista, que pueda encontrar la causa y guiarte con la solución.

Conclusión

Viajar es una de las cosas más apasionantes que existen. Por eso, te animamos a que afrontes la situación de la mejor manera posible.

Si tienes alguna duda, o quieres comentarnos tu situación personal, puedes hacerlo a través de los comentarios.

Por último, también te recordamos que en caso de que hayas encontrado un vuelo a ese destino soñado, pero no cuentes con efectivo para comprarlo, puedes contar con nosotros para que te apoyemos con la financiación.

Gracias por confiar en Vuelify. ¡Y que nada te impida viajar!

Compartir

Comentarios


Sin comentarios aún

Deja un comentario: